Costillas de cerdo al horno

Costillas de cerdo al horno con miel

Esta receta de costillas de cerdo al horno con miel es ideal para un domingo, con la familia o amigos. Podemos preparar este asado exquisito que se hace prácticamente solo en el horno y que gusta a  grandes y pequeños.

En caso de querer añadir patatas al asado, hay que tener en cuenta que la patata tarda bastante tiempo en asarse en el horno. Por esa razón hay que ponerlas desde el principio en la bandeja junto con la carne y utilizar preferente patatas tamaño guarnición o pelar las patatas de mayor tamaño y cortarlas en 6-8 trozos gordos.

 Receta para 6 personas

Ingredientes

  • 2 costillares de cerdo
  • 8 c.s. de aceite*
  • 4 c.s. vinagre de vino*
  • 2 c.s. de miel*
  • 2 clavos machacados*
  • 6 c.s. de ketchup*
  • ½ zumo de limón*
  • Sal y pimienta*

*Echar en un tazón y mezclar todos estos ingredientes.

Preparación de las costillas de cerdo al horno con miel

Mientras precalentamos el horno a 200º durante 15 min se pueden ir lavando los costillares, para después echarles sal. Podemos cortarlos por la mitad para un mejor manejo de los costillares.

En una bandeja de horno, echar 1 vaso de agua hirviendo con un poco de sal y poner los costillares, de manera que la carne quede hacia abajo y el hueso hacia arriba.

A continuación, bajar el horno a 180º y dejarlos 30 min. Pasado este tiempo, abrir el horno, darle la vuelta a las costillas y añadir otro vaso de agua hirviendo con un poco de sal. Volver a meter las costillas en el horno otros 15 min.

Mientras las costillas asadas están en el horno, preparamos la salsa. De modo que, echaremos el resto de los ingredientes en un bol grande y lo mezclamos bien.

Pasados los 15 min., sacar la bandeja del horno y regar con esta salsa las costillas de cerdo al horno.
A continuación, volver a meter en el horno otros 15 min.

Finalmente, para servir las costillas de cerdo al horno con miel, hay que aprovechar el caldo que ha quedado en la bandeja. Para ello, se retiran las costillas y se añade ½ vaso de agua hirviendo en la bandeja. Por último,  se remueve bien para ligar la salsa, probar y rectificar la sal si fuese necesario, y se echa ésta en una salsera.

 

Para acompañar a este plato recomendamos nuestra receta casera de bolitas de puré de patatas. Además, también combina muy bien con una ensalada, en especial con la ensalada Waldorf.

Sígueme y dame un like ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.