Potaje de vigilia

Potaje de vigilia con lomos de bacalao

El potaje de vigilia es un plato típico de la temporada de vigilia o cuaresma, es decir los 40 días comprendidos entre Carnavales y Semana Santa, durante la cual, según mandaba la tradición católica, no se podía comer carne.

De esta tradición han surgido del imaginario popular unas recetas exquisitas partiendo de otros ingredientes que no fuesen carne. No hay mal que por bien no venga !

Como gran amante de la cocina rápida, os indico la receta cocinada en la olla rápida u olla a presión. Sale igual de sabrosa y melosa que si se cocina a fuego lento, pero evidentemente ganamos bastante tiempo.

Y como no, para acompañar a este plato nada mejor que una buena ensalada.

Para 6 – 8 personas

Abreviaturas

c.s.= cucharada sopera

c.p.= cucharada de postre

Ingredientes para la receta de potaje de vigilia

  • 500 gr de garbanzos castellanos (o lechosos)
  • 300 gr. de espinacas  (1 bolsa espinacas envasadas)
  • 300 gr de bacalao desmigado desalado
  • 200 gr de lomos de bacalao desalado
  • 1 cebolla grande
  • 3 dientes de ajo
  • perejil fresco
  • 2 tomates
  • 6 c.s. de aceite de oliva
  • 2 c.s. de harina
  • 1 c.p. de pimentón dulce
  • 1 c.p. de sal
  • 1/2 c.p. de cominos molido
  • 2 hojas de laurel
  • 1 l. de agua

Preparación del potaje

La noche anterior, poner los garbanzos en remojo en agua fría, en un recipiente hondo bastante grande.

  1. Escurrir los garbanzos y echarlos en la olla rápida.
  2. Luego, quitar y desechar los tallos de las espinacas (es lo más duro y es preferible aprovechar sólo las hojas) y lavarlas.
  3. A continuación, escurrir las espinacas y agregarlas a la olla con los garbanzos.
  4. Cortar  las migas de bacalao y añadirlas  también a la olla. Sólo se echan las migas, los lomos se reservan para más tarde.
  5. Verter 1 litro de agua y poner a cocer para que las espinacas bajen de volumen.
  6. Cuando las espinacas hayan menguado, retirar la olla del fuego, pero dejándola en la placa contigua.
  7. Picar la cebolla muy fina.
  8. Pelar los dientes de ajo y  majarlos junto con el perejil y la sal en un mortero. Reservar
  9. Lavar y pelar los tomates, y luego triturarlos con la batidora.
  10. Echar en una sartén mediana el aceite y la cebolla. Freir la cebolla hasta que tome un color transparente.
  11. Añadir las hojas de laurel y el majado del un mortero. Sofreir unos minutos.
  12. Añadir el pimentón, revolver de prisa  unos segundos para que no se queme y agregar inmediatamente la harina. Revolver bien hasta que desaparezca la harina.
  13. Añadir el tomate triturado y revolver deprisa.
  14. Sacar dos cazos del caldo de la olla con los garbanzos y agregarlos al sofrito de la sartén.
  15. Revolver bien y echar entonces todo el sofrito en la olla de los garbanzos.
  16. Añadir los cominos molidos y revolver bien.
  17. Para terminar este apartado, cerrar la olla rápida y dejar cocer durante 45 min, a contar a partir de haber reducido el fuego.

Preparación de lomos de bacalao para el potaje

  1. Mientras se cuecen los garbanzos, hay que freir los lomos de bacalao que serviremos por encima del potaje.
  2. Para ello, se escurren bien los lomos de bacalao y se cortan en porciones más pequeñas.
  3. Pasar cada lomito de bacalao por harina y freirlos en una sartén. No hay freirlos demasiado, porque sino quedarán duros y secos.
  4. Reservar estos lomitos de bacalo en un plato.
  5. Cuando se sirva el potaje de vigilia, disponer en cada plato 1-2 lomitos de bacalao por encima.

 

 

Sígueme y dame un like ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.