Tortilla de patata

Tortilla de patatas

Nuestra típica tortilla de patatas o tortilla española, buenísima, jugosa, apetecible a cualquier hora y en cualquier circunstancia. Además se puede comer caliente recién hecha, templada, o fría.

Es el pincho por excelencia en los bares de toda España. En cualquier reunión familiar o entre amigos está presente la tortilla de patatas, y tampoco puede faltar en las excursiones al campo, a la montaña o a la playa, y también nos llevamos la tortilla de patatas a la piscina. En fin que como nuestra tortilla de patatas no hay nada.

Esta receta de tortilla de patatas añade cebolla y un poco de calabacín, que le da un toque particular y la hace más jugosa.

Lo ideal es que la tortilla de patatas quede jugosa, o más bien cremosa en su interior, pero no líquida. Precisamente el proceso más delicado de su preparación es cuajar la tortilla de patatas. Es preferible tardar un poco más cuajándola a fuego suave, y no correr el riesgo de dejarla seca por haber seleccionado un temperatura demasiado alta.

Para 4 personas

Abreviaturas

  • c.s.= cucharada sopera
  • c.p.= cucharada de postre

Ingredientes

  • 850 gr de patatas
  • 1/2 cebolla dulce
  • 1/2 calabacín (no muy grande)
  • aceite de oliva
  • 1 c.p. de sal
  • 6 huevos grandes (XL)

Preparación de la tortilla de patatas

  1. Para esta receta es importante utilizar una sartén antiadherente que no se pegue nada en absoluto.
  2. Pelar la cebolla y el calabacín, lavarlos y picarlos. Reservar
  3. Pelar las patatas, lavarlas y cortarlas en láminas de unos 2 mm.
  4. Poner en una sartén bastante aceite a calentar.
  5. Echar las patatas en el aceite y darles unas cuantas vueltas. Freirlas a fuego medio durante unos 5 min.
  6. Agregar la cebolla. Revolver y seguir friendo durante unos 5 min.
  7. Agregar el calabacín. Revolver y seguir friendo durante 15 min., revolviendo de vez en cuando. Es importante realizar la cocción a fuego suave para que las patatas se vayan friendo por igual sin quemarse.
  8. Cascar los huevos y echarlos en una fuente honda.
  9. Echar la sal y batirlos, pero no demasiado (la tortilla resultará más cremosa)
  10. Cuando las patatas ya estén tiernas, se retira la sartén del fuego. Sacar las patatas de la sartén con una espumadera y se van echando en la fuente de los huevos. Procurar escurrir al máximo las patatas para eliminar la mayor cantidad de aceite posible.Patatas para tortilla
  11. Mezclar bien las patatas con los huevos.
  12. Retirar el aceite de la sartén, dejando sólo unas 3 c.s. y volver a ponerla en el fuego a temperatura alta.
  13. Cuando el aceite esté caliente, volcar en la sartén la mezcla de patatas y huevos y bajar el fuego a la mitad (fuego medio).
  14. Dejar que se vaya cuajando la tortilla durante unos 2-3 min. El tiempo es aproximado porque en función de cada placa varía bastante.
  15. Y ahora hay que darle la vuelta a la tortilla. En el mercado podéis encontrar un utensilio muy práctico para este menester, es un vuelca-tortilla. También podéis utilizar un plato llano.
  16. Cuajar la tortilla por el otro lado. Podéis comprobar el grado de cuajado hincando la punta de un cuchillo en la tortilla.
  17. Cuando esté cuajada a vuestro gusto, deslizar con cuidado la tortilla en una plato liso y servir.

Sígueme y dame un like ¡Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.